Blogia
QUIJOTEANDO

2015: Internet en todo el mundo

2015: Internet en todo el mundo Alejandro Ángeles

Ese reto colosal es el compromiso básico de la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información. Coinciden en que la tecnología es una de las principales vías al progreso

Todas las poblaciones del mundo con Internet. Suena mucho a lema comercial ("Cada niño con PC") o político ("Computadoras con inglés para todas las escuelas"). Sin embargo, esa es la principal promesa obtenida luego de que terminaron en Túnez los trabajos de la segunda Cumbre Mundial de la Organización de las Naciones Unidas sobre la Sociedad de la Información.

El mensaje al que llegaron 17 mil participantes, entre funcionarios de la Organización de las Naciones Unidas patrocinadora de esta cumbre representantes de gobierno, académicos y empresarios es que una de las principales vías al progreso con oportunidades para todos es a través de la tecnología.

Con base en ello, la meta a 2015, se dijo en uno de los pronunciamientos que se emitieron a manera de colofón, es que todas las poblaciones sobre la faz de la tierra estén conectadas a Internet.

Ello habla de un reto de dimensiones colosales y en realidad, el siquiera concebir que pudiera ser posible suena más a utopía que a meta alcanzable.

Esto porque hay otras instancias de comunicaciones entre los pueblos que han estado limitadas por décadas y para las cuales (siendo igual de vitales en este mundo globalizado que la red de redes) no ha habido un aliento concertado entre las naciones para promover su mayor difusión.

Desigualdad

Es el caso del teléfono. Según la Unión Internacional de las Telecomunicaciones, un brazo de la ONU que se encargó de promover la cumbre, hay una gran disparidad en cuanto a la penetración de las líneas telefónicas en el mundo. Mientras en los países más ricos hay más de 500 líneas por cada mil habitantes, en los países en desarrollo hay menos de 120.

Si se toma en cuenta la telefonía celular, en los países desarrollados hay casi 770 líneas habilitadas por cada mil habitantes, en tanto que en el resto de los países son menos de 200.

Si se considera Internet, las tasas de penetración son todavía más desiguales en los países.

En Estados Unidos o Corea del Sur la penetración es superior a 60 por ciento, con un potencial de cobertura de arriba de 90 por ciento. En tanto que el promedio mundial es de 13 por ciento; es decir, mientras que en Estados Unidos hay más de 120 millones de cibernautas, en el mundo completo hay un poco más de 700 millones.

Según las diversas firmas de investigación, si se toman en cuenta las 10 principales economías del mundo, tenemos que ahí se concentran más de 80 por ciento de los usuarios activos de Internet.

Y ni qué hablar de la banda ancha, el conjunto de tecnologías de conexión que permite navegar a mayores velocidades, que no ocupan líneas telefónicas y con la que se pueden manejar más datos de audio y video.

Por lo que hace a América Latina, la UIT dice que la penetración es de 11 por ciento, menor a la media mundial. Ni qué hablar de Asia (a excepción de un puñado de países) o el grueso de África, con sólo 2 por ciento de penetración.

Es por ello uno de los principales pronunciamientos en esta reunión informática fue el de crear una especie de "Internet multilateral".

"Internet debe ser un medio que contribuya en un proceso democrático y transparente a la construcción de una sociedad de la información realmente global y accesible para todos", se lee en la declaratoria de la cumbre.

La transición

Como en toda junta de notables, los delegados asistentes de 170 estados aprobaron 120 puntos para abatir la brecha digital. Conseguir que Internet ya no sea un asunto de ricos y que le entren en mayor medida los pobres.

El punto central es que el control de Internet va a pasar por una transición, pasando de la égida de Estados Unidos a una supervisión colegiada con Naciones Unidas.

Así, la administración de la red continuará por un tiempo en manos de Estados Unidos, en donde se creó la red como un proyecto militarista cuyo espíritu era salvaguardar toda la información estratégica de ese país en caso de algún colapso por guerra o desastre natural.

Hoy en día, es por medio del ICANN (Instituto de Asignaciones de Números y Nombres), un ente semiautónomo que reporta al Departamento de Comercio de Estados Unidos, que se ejerce el control de las numeraciones y los dominios de Internet.

La Cumbre de la Sociedad de la Información determinó en el papel que los países en desarrollo tomen parte de las decisiones que promuevan el desarrollo de la infraestructura informática.

Según la UIT, solamente con un esfuerzo colectivo será factible conseguir que Internet toque, a más tardar en 2015, a todas y cada una de las 2 millones 700 mil poblaciones en que se distribuye la humanidad.

Se calcula que son 800 mil las localidades que no tienen todavía una conexión a la red.

Para subirlas, la UIT cree que se necesita una inversión de al menos mil millones de dólares, lo cual en realidad no es mucho si se considera que en México Telmex ha invertido más de mil 200 millones de dólares para optimizar sus redes.

Gracias a ello, la telefónica dice que su red puede dar Internet vía módem (dial-up) a 100 por ciento de su cobertura y a 98 por ciento si se trata de la banda ancha (la empresa tiene 18 millones de líneas en todo el país).

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres